Perros de raza peligrosa normativa


Razas de perros antiguas

El Consejo tiene autoridad, en virtud de la Ley de Animales de Compañía, para declarar a los perros como peligrosos, amenazantes o de raza restringida.    Si se hacen estas declaraciones, los propietarios deben, por ley, seguir unas estrictas normas de propiedad que incluyen la forma de mantener al animal.    El incumplimiento de estos requisitos puede dar lugar a la confiscación del perro y a sanciones. En caso de que el ayuntamiento declare que un perro es peligroso o amenazante, debe notificar primero su intención, por escrito, al propietario del perro.    El propietario tiene derecho a impugnar la notificación y a presentar sus alegaciones al ayuntamiento para que las examine.    El Consejo evaluará las alegaciones y notificará su decisión.

Si se notifica la intención de declarar a un perro como raza restringida, el propietario puede elegir que se evalúe la raza y/o el temperamento del perro para demostrar que no es una raza restringida y/o un peligro para el público.    El Consejo revisará el resultado de la evaluación y notificará su decisión.

El Consejo lleva a cabo inspecciones periódicas para garantizar el cumplimiento. Se aplican fuertes sanciones si los propietarios infringen alguna de las leyes relativas a la tenencia de perros peligrosos, amenazantes o de raza restringida. Algunas infracciones conllevan multas de hasta 77.000 dólares y penas de cárcel, o ambas cosas. Los funcionarios del ayuntamiento y la policía también están facultados para confiscar un perro de raza peligrosa, amenazante o restringida en caso de incumplimiento.

Perros de pelea

Aproximadamente, entre cuatro y cinco millones de estadounidenses son mordidos por perros cada año. De esta cifra, aproximadamente 800.000 estadounidenses buscan atención médica por estas mordeduras, mientras que sólo el 0,0002 de estos ataques son mortales. Las mordeduras de perro son también una de las razones más populares por las que los niños visitan las urgencias. Dado que los ataques mortales de perros y las lesiones por mordedura de perro entran dentro de la norma del poder policial de la salud, la seguridad y el bienestar públicos de un Estado, 39 estados y numerosos municipios cuentan actualmente con estatutos y ordenanzas que regulan los perros que se cree que exhiben o tienen comportamientos violentos. Estos estatutos y ordenanzas se conocen como leyes sobre perros peligrosos.

  Razas de perros con orejas grandes

Aunque los estatutos difieren de un estado a otro y de un municipio a otro, estas leyes suelen tener, aunque no siempre, los siguientes componentes (1) una sección de definición; (2) una sección de procedimiento para declarar a un perro peligroso, vicioso, potencialmente peligroso o una molestia; (3) restricciones impuestas a los perros clasificados como peligrosos, viciosos o potencialmente peligrosos; y (4) sanciones por violar esas restricciones, incluyendo disposiciones para cuando un perro, previamente determinado como peligroso, ataca de nuevo.

Lista de razas de perros

Las mascotas son la familia y sus compañeros de cuatro patas son un factor importante en las decisiones importantes, incluido el alquiler de un apartamento. Todo el proceso de buscar el lugar perfecto, presentar la solicitud y esperar ansiosamente a que te aprueben puede convertirse en una lucha aún mayor si el edificio de apartamentos al que intentas mudarte tiene restricciones de raza.

Sin embargo, hay formas de evitar la decepción de ser rechazado a causa de su mascota. Hemos elaborado una sencilla guía para ayudarle a entender cómo funcionan las restricciones de raza en los apartamentos, de modo que pueda asegurarse de que su perrito pueda acompañarle cuando decida mudarse.

Las restricciones de raza son normas que prohíben el acceso de ciertos perros agresivos a muchas propiedades. Hay un gran número de razas de perros que se encuentran en las listas de restricción porque los propietarios quieren evitar la responsabilidad, así como cualquier posible daño a la propiedad. De hecho, muchas compañías de seguros exigen restricciones de raza para asegurar una vivienda multifamiliar. Dado que no todos los animales domésticos están debidamente adiestrados, algunos pueden resultar incluso un peligro para otros animales domésticos o para los residentes que viven allí. Por lo tanto, la solución más sencilla para los administradores de fincas es ir sobre seguro y prohibir todas las razas agresivas, independientemente de si la mascota está adiestrada o no.

  ¿Qué características tiene un perro guía?

Cómo se crean las razas de perros

Según los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de EE.UU., más de 4,5 millones de personas son mordidas por perros cada año en este país, y más de 800.000 reciben atención médica por mordeduras de perro, de las cuales al menos la mitad son niños. No es exagerado decir que las mordeduras de perro suponen un importante riesgo para la salud de nuestras comunidades y de la sociedad.

La cuestión de los perros peligrosos, las mordeduras de perro y la seguridad pública es compleja. Cualquier perro puede morder, independientemente de su raza. Es el historial individual del perro, su comportamiento, su tamaño general, el número de perros implicados y la vulnerabilidad de la persona mordida lo que determina la probabilidad de morder y de que un perro cause una lesión grave por mordedura. Las prohibiciones de razas específicas son una respuesta simplista a un problema social mucho más complejo, y tienen el potencial de desviar la atención y los recursos de enfoques más eficaces.

Con frecuencia, la legislación específica de la raza se centra en los perros con una determinada apariencia o características físicas, en lugar de una raza real. Los “pitbulls” son el objetivo más frecuente de la legislación específica para razas, a pesar de ser un tipo general y no una raza; a veces también se prohíben otras razas, como los rottweiler, los doberman y los boxeadores. Sin embargo, es muy difícil determinar la raza o la mezcla de razas de un perro con sólo mirarlo. Un estudio realizado por Maddie’s Fund, una iniciativa nacional de refugios, demostró que incluso las personas muy familiarizadas con las razas de perros no pueden determinar de forma fiable la raza principal de un chucho, y a menudo los perros se clasifican incorrectamente como “pit bulls”. Dado que la identificación de la raza de un perro con certeza es prohibitivamente difícil, las leyes específicas de raza son inherentemente vagas y muy difíciles de aplicar.