Que puede y no puede comer un gato


qué pueden comer los gatos de la nevera

Esta página puede contener enlaces de afiliados. Ganamos una comisión por las compras que califiquen – sin costo alguno para usted. Nuestra misión es ayudar a salvar la vida de perros y gatos a través de nuestros contenidos educativos. Para ayudarnos a crear más contenido aprobado por veterinarios y entrenadores, considere la posibilidad de comprar uno de nuestros libros web para usted o como regalo.

Pero eso no significa que los gatos nunca vayan a comer algo de comida para humanos, si se presenta la oportunidad. En realidad, hay suficiente información errónea sobre los gatos como para que mucha gente les dé inadvertidamente alimentos que creen nutritivos y deliciosos, pero que en realidad pueden hacer que el estómago del gato se revuelva, o tal vez algo peor.

Hay pocas imágenes más “gatunas” que un grupo de ellos reunidos alrededor de un plato de leche. Si estas fotos fueran un poco más honestas, mostrarían las secuelas del malestar estomacal y la diarrea. Porque, a pesar del cliché, los gatos no están preparados para manejar la lactosa de los productos lácteos. Esto significa que cualquier leche o producto lácteo de vaca, oveja, cabra e incluso de otros gatos (después de haber sido destetados como gatitos) puede causar problemas digestivos.

cebolla

Por Joan Morris | [email protected] | Bay Area News GroupPUBLICADO: 30 de enero de 2018 a las 8:00 a.m. | ACTUALIZADO: 30 de enero de 2018 a las 8:03 a.m.¿Verdadero o falso?  Los perros y los gatos saben instintivamente que no deben comer ciertas cosas que pueden enfermarles o matarles.

Los herbívoros en la naturaleza, por ejemplo, comerán ciertas plantas y no otras. Aprenden de la experiencia y de sus padres cuáles son las que pueden comer sin peligro. Algunos también mordisquean un trozo de hoja o de planta y saben, por su sabor -generalmente muy amargo-, que no es un alimento para ellos.

Otros animales evitan los colores o las combinaciones de colores. La mariposa monarca ingiere una toxina en el algodoncillo que se almacena en su cuerpo. No la hace venenosa, pero le da un mal sabor, por lo que los depredadores suelen evitar comerla.

Los animales domésticos comparten algunos de esos instintos y adiestramiento, pero no son tan agudos en el tema. Algunos perros comen casi cualquier cosa, incluso objetos no comestibles. Pregúntele a cualquiera que se haya gastado varios cientos de dólares en facturas del veterinario para sacar calcetines, pilas, bombillas y prácticamente cualquier otra cosa de la barriga de su perro.

queso

Si quiere compartir algunos de sus alimentos favoritos con su compañero felino, probablemente se pregunte qué pueden comer los gatos y si pueden comer alimentos humanos. La respuesta a esta pregunta es: depende del alimento. Mientras que algunos alimentos son seguros para el consumo felino, otros pueden causar graves problemas de salud o incluso envenenamiento.

Consejo profesional: Un plan de seguro para mascotas es una buena idea para todos los gatos, incluso para los que se quedan dentro de casa, porque cualquier gato puede hacerse daño y acabar necesitando atención veterinaria. Por ejemplo, su gatito podría comer algo que no debería o sufrir enfermedades como la diabetes. Al contratar un seguro para mascotas, podrás darle los mejores cuidados posibles sin preocuparte por los aspectos económicos.

Los gatos pueden comer la mayoría de las frutas, pero sólo en pequeñas cantidades. Esto se debe a que las frutas tienen un alto contenido de azúcar y podrían hacer que su gato tenga sobrepeso o le provoque diabetes si se las da en grandes cantidades. Además, siempre hay que lavar bien las frutas antes de ofrecérselas a su gatito y retirar las partes que puedan ser difíciles de masticar y tragar, como la piel y las semillas.

macadamia

salud del gato salud del gato nutriciónLa guía definitiva de lo que los gatos no pueden comersalud del gato salud del gato nutriciónLa guía definitiva de lo que los gatos no pueden comerHay alimentos humanos que son completamente seguros para los gatos, mientras que otros alimentos son peligrosos e incluso potencialmente mortales si se ingieren. Por desgracia, los propietarios de mascotas suelen enterarse de la existencia de alimentos tóxicos después de que su gato haya ingerido algo y empiece a tener síntomas anormales.

Los gatos son curiosos por naturaleza y tienen un increíble sentido del olfato. Esta combinación puede llevar a los gatos a levantarse y robar la comida de los mostradores, coger la comida de las parrillas, meterse en los cubos de basura y coger a escondidas la comida de los platos. Otras veces, los amantes de los gatos bien intencionados les ofrecen restos de mesa o alimentos humanos sin comprender el peligro potencial.

Hay muchos alimentos humanos que son “seguros” para los gatos. Sin embargo, no hay alimentos humanos que los gatos necesiten en su dieta habitual. Lo que los gatos necesitan es un alimento de alta calidad formulado para la edad, el nivel de actividad, los problemas de salud subyacentes y el metabolismo individual. Aprenda más sobre la nutrición felina aquí.

  Como entretener a un gato en casa