Los gatos pueden comer sardinas crudas


Cómo cocinar sardinas para gatos

¿Pueden los gatos comer sardinas? Si está pensando en esta pregunta, la respuesta es “Sí”, es seguro alimentar a los gatos con sardinas. Este pescado es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, vitamina D y vitamina B-12, que son excelentes para el sistema inmunitario de su gato.

Sin embargo, hay que dárselas como una golosina y una comida ocasional, ya que el pescado no forma parte de la dieta normal de su gato. Las sardinas son pequeños peces grasos de forraje emparentados con los arenques. Están repletas de nutrientes que pueden ayudar a prevenir muchas enfermedades.

Efectos secundarios de las sardinas para gatos

Por lo general, la mayoría de los organismos marinos desprenden algún tipo de olor desagradable cuando se exponen al aire. Ese olor suele ser el resultado de la reacción entre sus aceites naturales [que forman parte de sus mecanismos de defensa] y el aire.

La respuesta corta es “sí”, los gatos pueden comer sardinas. De hecho, los gatos se vuelven locos por cualquier marisco. Y cuando se trata de sardinas, los gatos ni siquiera son exigentes con el método de preparación. Pueden comerlas crudas, ahumadas, en escabeche o incluso en conserva.

Sin embargo, que les gusten las sardinas no es un gran problema. La pregunta más pertinente debería ser si este pescado puede beneficiar nutricionalmente a su gato. Y si existe algún peligro potencial, sobre todo si el gato come más allá de las cantidades especificadas.

  Comida casera para gatos con problemas hepaticos

Una sola ración contiene hasta 20 gramos de proteínas. Estas proteínas podrían beneficiar a su gato de numerosas maneras, entre ellas favoreciendo el desarrollo de sus tejidos conectivos y asegurando el correcto funcionamiento de los músculos.

La forma más común de alergia en los gatos se conoce como atopia. La atopia se refiere a las alergias que resultan de la inhalación de moho o polen. Si estas sustancias extrañas se introducen en sus cuerpos, los gatos podrían rascarse hasta morir.

¿pueden los gatos comer salmón crudo?

Dando rienda suelta a su pasión por los animales a través de la palabra escrita desde 2010, Jodi Thornton-O’Connell tiene experiencia en el adiestramiento de mustangs, la cría de llamas, la gestión de una minigranja y la convivencia con un sinfín de mascotas.

Los gatos se sienten intensamente atraídos por el olor de las sardinas. Este pescado rico en grasa se recomienda a menudo como cebo para atrapar a los gatos callejeros, hambrientos de esta golosina rica en calorías. Las sardinas pueden ser un alimento atractivo para dar a su gato como premio ocasional. A su gato no sólo le encantará el delicioso pescado, sino que las sardinas son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, que refuerzan el sistema inmunitario de su mascota y ayudan a prevenir las enfermedades cardíacas. Sin embargo, las sardinas para gatos no siempre son una opción saludable.

Las sardinas en lata contienen 3,25 gramos de grasa y 59 calorías por cada onza, según FoodData Central del USDA. También contienen minerales como calcio, potasio, zinc, hierro, magnesio, potasio y fósforo. Estas delicias de pescado son también una fuente importante de vitaminas B y A.

  ¿por qué mi gato se acuesta en mi barriga?

Aunque hay 87 gramos de sodio en cada onza de sardinas en lata, los gatos no suelen tener efectos nocivos por el exceso de sodio de la misma manera que los humanos, según un estudio de 2017 publicado en el Journal of Animal Physiology and Animal Nutrition. A diferencia de sus compañeros de dos patas, los gatos no sufren enfermedades cardíacas relacionadas con la hipertensión, enfermedades renales o daños gastrointestinales en función de la cantidad de sal en su dieta. El sodio es a veces útil para ayudar a los gatos con enfermedades renales, según la Fundación Winn Feline.

Sardinas secas para gatos

Y todos nos hemos creído el cuento de que los gatos comen pescado y que hay que alimentarlos con platos de pescado a perpetuidad. Pero, ¿hasta qué punto es esto científicamente correcto? ¿Es el pescado bueno para los gatos? Y si es así, ¿todos los tipos son buenos? ¿O algunos tipos de pescado son mejores que otros? Descúbrelo.

Los gatos pueden comer pescado. Un tentempié ocasional de pescado no será perjudicial para su gato en la mayoría de los casos, pero no es una fuente de alimento nutricionalmente completa para él. Esto significa que, si bien el pescado proporcionará a su gato las proteínas que necesita, es deficiente en varios minerales y vitaminas que su gato necesita para una dieta saludable. El pescado para los gatos debería ser siempre un capricho ocasional.

Entonces, ¿por qué les gusta el pescado a los gatos? Con el tiempo, los gatos domésticos modernos han entrado en contacto con el pescado y han desarrollado una fascinación por él. Desde su inconfundible olor y su forma de moverse hasta sus relucientes escamas que juegan con la luz, los peces son sencillamente irresistibles para los gatos. El pez para los gatos es un juguete fascinante y brillante que huele de forma peculiar.

  Raza gatos gigantes domesticos

Es un duro no-no. El pescado crudo no es adecuado para los gatos, ya que contiene una enzima llamada tiaminasa que destruye la tiamina, que es una vitamina B esencial para su gato. Si los gatos tienen muy poca tiamina, pueden sufrir algunos problemas de salud graves.