Los gatos pueden comer palomitas


El gato comió granos de palomitas

Algunas personas podrían incluso argumentar que ofrece trazas de nutrición saludable. Al fin y al cabo, se puede ver que el maíz figura entre los ingredientes de muchos alimentos para gatos. Y puesto que las palomitas son un tipo de maíz, deberían ser buenas para su precioso y esponjoso amigo, ¿correcto?

Es mucho más apropiado ceñirse a las golosinas especializadas para gatos o a la carne de verdad. Estos tipos de aperitivos ofrecen beneficios para la salud general de su mascota, así como para sus papilas gustativas. Entonces, ¿por qué hay maíz en tantos alimentos para gatos si no es bueno para su mascota?

Si su gato no quiere comerse las palomitas por una u otra razón, los granos se convertirán en estupendos juguetes para una sesión de juego. Si no me cree, vea algunos vídeos de gatos jugando con granos de palomitas: ¡se reirá a carcajadas!

¿pueden los gatos comer palomitas dulces y saladas?

La máquina de palomitas fue inventada en 1885 por Charles Cretors, residente en Chicago. Como en esa época también se popularizó el cine, ambas cosas se entrelazaron. Como las palomitas son baratas, se hicieron muy populares en los tiempos de escasez de los años 30 y 40.

Las palomitas para microondas se inventaron en 1981. Hoy en día, Estados Unidos consume unos 17.000 millones de litros de palomitas al año. Es Navidad y tienes una de esas latas (posiblemente decorada con un gatito navideño) llena de palomitas de sabores. O quizá tus hijos quieran hacer una guirnalda de palomitas para el árbol.

  ¿cómo hacer que mi gato no suba al techo?

Se ha comprobado que los gatos que comen comida comercial para gatos pueden estar comiendo maíz como relleno y carbohidratos baratos. No es tóxico, pero no es del todo nutritivo para ellos. Pero, ¿pueden los gatos comer palomitas de maíz?

Es posible que mordisqueen cualquier cosa por curiosidad. Puede que el olor les resulte atractivo. El sonido de las palomitas al hacerse puede ser alarmante para algunos gatos, pero algunos gatos pueden querer investigar.

La forma más segura de servirle a un gato palomitas de maíz es al natural y hechas al aire. Es más probable que su gato las coma cuando aún están calientes y frescas. De lo contrario, podría juguetear con ellas. Sin embargo, esto debe hacerse con la más estricta moderación. Las palomitas tienen un bajo valor nutricional para los gatos y deberían ser sólo una pequeña golosina.

¿pueden los perros comer palomitas?

Hace años tenía una gata que se volvía loca por las palomitas. Lloraba y maullaba hasta que cedía y le echaba unos cuantos granos del crujiente producto. Pero, ¿le estaba haciendo un favor o, peor aún, le estaba haciendo daño?

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que no se recomienda dar palomitas a los gatitos jóvenes o a los gatos mayores, ya que pueden suponer un peligro de asfixia. Sin embargo, para los felinos adultos sanos, las palomitas no deberían ser perjudiciales (en su forma más pura), pero tampoco aportan ningún beneficio nutricional.

Sí, puede añadirse maíz como aditivo en las croquetas diarias de su mascota, pero esto es utilizado por los fabricantes como una forma barata de “dar volumen” al alimento. Un exceso de maíz (o de relleno) en la dieta de un gato puede provocar afecciones cutáneas, un pelaje seco y una piel escamosa. Su gato también puede engordar esos kilos no deseados, ya que el maíz es un carbohidrato que se convierte rápidamente en azúcar en el cuerpo.

  Los gatos pueden comer arandanos

Las palomitas normales no son malas para nuestros felinos (en pequeñas cantidades), pero los aditivos pueden ser peligrosos e incluso tóxicos. Entre ellos están las marcas que añaden cebolla y ajo en polvo. El exceso de sal y de mantequilla, y sobre todo los tipos de mantequilla artificial que suelen añadir las variedades para microondas, también pueden causar malestar estomacal.

¿pueden los gatos comer palomitas de maíz en el microondas?

Aunque las palomitas no son tóxicas, pueden causar problemas si están cubiertas de mantequilla y azúcar. Además, los gatos son carnívoros obligados, lo que significa básicamente que necesitan carne para sobrevivir. Por lo tanto, los cereales, como las palomitas, no son necesarios.

Al igual que las palomitas, el maíz no es tóxico para los gatos. Sin embargo, aporta poco o ningún beneficio nutricional a los gatos y no debe darse en grandes cantidades. Es fundamental que los gatos se alimenten con una comida equilibrada, y que las golosinas como el maíz se reduzcan al mínimo.

Comer demasiadas palomitas puede provocar problemas digestivos, como vómitos y diarrea, ya que el cuerpo del gato se esfuerza por digerir las cantidades excesivas de fibra. Además, los gatos pueden atragantarse si intentan comer un trozo de palomitas demasiado grande para su boca.

  ¿cómo se comportan los gatos según su edad?

Asimismo, los efectos secundarios de la sal y la mantequilla que pueden haber estado en las palomitas incluyen deshidratación y vómitos y diarrea más graves. Cualquier tipo de mantequilla o azúcares artificiales aplicados a las palomitas de microondas pueden ser tóxicos y no deben darse a los gatos.

Es probable que no haya peligro si su gato come un pequeño trozo de palomitas normales. Si se da cuenta de que su gato ha cogido un trozo de palomitas que se ha caído de su cuenco, no se asuste. Compruebe los ingredientes para ver si hay algún producto posiblemente tóxico, y si no hay ninguno, sólo asegúrese de vigilar a su mascota para ver si hay algún signo de malestar gastrointestinal.