Los gatos pueden comer legumbres


¿pueden los gatos comer alubias?

Como los gatos son carnívoros obligados, no se puede sustituir su dieta principal por alubias. Pueden comerlas, pero sólo una pequeña cantidad es segura. Si no están acostumbrados a asimilar este tipo de alimentos y los das una y otra vez como dieta principal, tu amigo felino tendrá muchos problemas de salud.

Las empresas utilizan diferentes fórmulas y las emplean en pequeñas cantidades para que tengan mejor sabor. Además, añaden sal extra para preservar su calidad. Pero el problema es que la sal puede ser problemática para su gato.

En caso de que te preguntes cuánta sal es buena, la American Feed Control Officials recomienda un 0,2% de sal en los alimentos para gatos. Esto no significa que deba evitarla por completo. Es importante añadir una cantidad ligera de sodio en la dieta de su gato.

Están repletas de proteínas, vitaminas, minerales y fibra dietética. Sólo la judía negra tiene 114 calorías, 0,5 de grasa, 20,4 de hidratos de carbono, 7,5 de fibra y 7,6 de proteínas. La cantidad de sodio de esta judía también es ideal para los gatos; es inferior al 1 por ciento.

Según los expertos, debido a estos perfiles nutricionales, las alubias son la fuente de proteínas menos costosa en comparación con la carne fresca. En algunos tipos, su amigo felino tendrá también hierro, potasio y zinc, que son importantes para su salud general.

  Cuantos gramos debe comer un gato al dia

¿pueden los gatos comer salsa de alubias cocidas?

Hay muchos tipos diferentes de alubias que se pueden comprar fácilmente en el supermercado local. Alubias negras, garbanzos, judías verdes, alubias rojas y alubias blancas, por nombrar algunas. Una de las cosas que tienen en común todas estas alubias es que son buenas fuentes de proteínas.

Sabe que la dieta de su gato debe ser rica en proteínas, y tal vez por ello le parezca una buena idea alimentar a su gato con alubias, pero ¿pueden los gatos comer alubias? En resumen, sí, los gatos pueden comer alubias, pero sólo una pequeña cantidad es segura.

Por un lado, las alubias no son fáciles de digerir, por lo que comer una gran cantidad puede provocar malestar digestivo y flatulencia (exceso de gases) en los gatos. Esto puede ser muy incómodo, incluso doloroso, para su amigo felino, por lo que es mejor evitarlo.

Otra razón por la que debe limitar la cantidad de judías que le da a su gato es que los gatos son carnívoros obligados. Las verduras y las plantas pueden complementar la dieta de su gato, pero para que éste se mantenga sano, la parte principal de su dieta debe ser rica en proteínas animales. La mejor manera de asegurarse de que su gato recibe todo lo que necesita es alimentarlo con comida de buena calidad, que no contenga rellenos baratos como el maíz o el trigo.

¿pueden los gatos comer alubias con queso?

Hay alubias negras, alubias pintas, alubias rojas, alubias del norte, alubias de lima, garbanzos, alubias blancas, alubias rojas e incluso alubias de arándano (aunque éstas no saben nada a fruta de arándano).

  ¿cuál es el mejor alimento para gatos?

En otro sentido, la proteína es la proteína, y puesto que las alubias son tan ricas en proteínas y contienen también otras vitaminas esenciales, oligoelementos y nutrientes, se podría pensar en una alubia como un tipo de multivitamina.

Siempre que las alubias estén bien lavadas, remojadas, cocinadas y servidas sin condimentos, ajo, cebolla u otros aderezos conocidos por ser tóxicos para los felinos, no es malo dejar que su gato coma alubias con moderación.

¿los gatos pueden comer judías verdes?

Cuando se trata de su gato, debe asegurarse de que tiene el mejor tipo de comida para sus necesidades nutricionales. De vez en cuando, puede tener la tentación de darle restos de mesa y golosinas especiales, pero tenga en cuenta que ciertos alimentos pueden ser venenosos para él. He aquí algunos de los alimentos más tóxicos para los gatos.

Las cebollas, el ajo, las chalotas y las cebolletas pueden dañar los glóbulos rojos de su gato y provocar anemia. Estos alimentos suelen ser tóxicos cuando se consumen en grandes cantidades, pero la exposición a formas concentradas de cebolla o ajo, como la mezcla de sopa de cebolla o el ajo en polvo, también puede ser tóxica. Los gatos que presenten síntomas de letargo, debilidad, disminución del apetito, encías pálidas y orina de color naranja a rojo oscuro deben ser llevados al veterinario inmediatamente.

Al igual que en el caso de los humanos, el consumo de huevos o carne crudos puede provocar una intoxicación por salmonela o E. coli en los gatos. Los síntomas de la enfermedad varían, pero pueden incluir vómitos, diarrea y letargo. La salmonela y la E. coli también pueden transmitirse a los humanos, por lo que hay que tener cuidado de lavarse bien las manos después de cocinar y mantener al gato alejado de estos alimentos crudos. Los huevos crudos también contienen una enzima que puede provocar problemas en la piel y el pelaje. Evite también que su gato coma huesos crudos, ya que podría atragantarse con ellos, lesionarse el tracto digestivo o dañarse los dientes.