Cómo es el esqueleto de un gato


esqueleto de gato de halloween en miniatura

La sección principal de este artículo puede ser demasiado corta para resumir adecuadamente los puntos clave. Por favor, considere la posibilidad de ampliar el lead para proporcionar una visión general accesible de todos los aspectos importantes del artículo. (Noviembre 2018)

Los gatos son carnívoros que tienen dientes muy especializados. Hay cuatro tipos de dientes de dentición permanente que estructuran la boca: doce incisivos, cuatro caninos, diez premolares y cuatro molares[1] El premolar y el primer molar están situados a cada lado de la boca que juntos se llaman el par carnásico. El par carnásico está especializado en cortar la comida y es paralelo a la mandíbula.[2] Los incisivos situados en la parte anterior de la boca inferior y superior son pequeños, estrechos y tienen una sola raíz. Se utilizan para agarrar y morder la comida[2].

El gato también tiene una dentición caduca antes de la formación de la permanente. Esta dentición surge siete días después del nacimiento y está compuesta por 26 dientes con ligeras diferencias. Tendrá incisivos más pequeños, caninos superiores delgados y fuertemente curvados, caninos inferiores verticales y molares superiores e inferiores aún más pequeños[2] Aunque los molares superiores e inferiores son más pequeños que los que surgen durante la dentición permanente, las similitudes son notables[2].

esqueleto de gato doméstico

Diseño felinoLa evolución parece haber sido especialmente eficiente en el diseño del gato doméstico. El gato sigue siendo lo que se pretendía: un carnívoro eficiente y perfecto de tamaño adecuado, capaz de cazar y matar animales pequeños.

La estructura del gato permite un movimiento grácil, fluido y perfectamente coordinado a cualquier velocidad. El cuerpo y las patas, elegantemente musculados, permiten dar saltos atléticos. Sus garras retráctiles le permiten correr con rapidez cuando están enfundadas y sujetarse con seguridad cuando están extendidas. El cerebro bien desarrollado del gato permite una rápida información de los hechos y reacciones rápidas. Sus ojos adaptables pueden hacer frente a condiciones de luz extremas, permitiendo una visión perfecta tanto en los días más luminosos como en los crepúsculos más tenues. Sus flexibles orejas pueden maniobrar para captar el más leve susurro y su sensible nariz puede identificar el más sutil de los olores. El gato es un producto prácticamente perfecto de su entorno inicial.

El Skelton Ligero pero increíblemente robusto, el esqueleto felino evolucionó para un estilo de vida que requería repentinas ráfagas de velocidad combinadas con una ágil destreza. Esta subestructura es la base de la extraordinaria gracia del movimiento del gato.

esqueleto de gato etiquetado

La sección principal de este artículo puede ser demasiado corta para resumir adecuadamente los puntos clave. Por favor, considere la posibilidad de ampliar el lead para proporcionar una visión general accesible de todos los aspectos importantes del artículo. (Noviembre 2018)

Los gatos son carnívoros que tienen dientes muy especializados. Hay cuatro tipos de dientes de dentición permanente que estructuran la boca: doce incisivos, cuatro caninos, diez premolares y cuatro molares[1] El premolar y el primer molar están situados a cada lado de la boca que juntos se llaman el par carnásico. El par carnásico está especializado en cortar la comida y es paralelo a la mandíbula.[2] Los incisivos situados en la parte anterior de la boca inferior y superior son pequeños, estrechos y tienen una sola raíz. Se utilizan para agarrar y morder la comida[2].

El gato también tiene una dentición caduca antes de la formación de la permanente. Esta dentición surge siete días después del nacimiento y está compuesta por 26 dientes con ligeras diferencias. Tendrá incisivos más pequeños, caninos superiores delgados y fuertemente curvados, caninos inferiores verticales y molares superiores e inferiores aún más pequeños[2] Aunque los molares superiores e inferiores son más pequeños que los que surgen durante la dentición permanente, las similitudes son notables[2].

esqueleto de gato seasons

Pasamos mucho tiempo acurrucando y acariciando a nuestros gatos y obsesionándonos con su adorable aspecto, pero no muchos de nosotros sabemos realmente lo que ocurre en su interior. Si amas a los gatos tanto como nosotros, probablemente querrás averiguar todo lo que puedas sobre estas misteriosas criaturas, así que hemos elaborado esta guía sobre la anatomía de los gatos para que conozcas lo que ocurre en el interior de tu amigo de cuatro patas.

Cuando tenemos que llevar a nuestras bolas de pelo al veterinario, a menudo asentimos y sonreímos mientras nos repasan varios términos de anatomía felina, pero muy pocos nos detenemos a preguntar “¿dónde se encuentra eso?” o “¿qué hace eso?”. El funcionamiento interno de su gato es bastante sorprendente, siga leyendo para descubrir desde la estructura de sus orejas hasta la cantidad de huesos que tiene el cuerpo de un gato medio.

Todos conocen la adorable forma triangular de la oreja de sus gatos (también conocida como pabellón auricular), pero ¿sabían que tiene una función mucho mayor que la de parecer simpática? El pabellón auricular es la parte de la anatomía del oído de su gato que se encarga de captar las ondas sonoras y canalizarlas hacia el canal auditivo y el oído medio. Según Pet MD, las orejas de su gato tienen un montón de músculos para poder maniobrarlas fácilmente y girarlas hacia el sonido, lo que aumenta su capacidad de oír incluso los sonidos más silenciosos.

  Que significa tener un gato blanco en casa