Cómo entender el lenguaje de los gatos


entender el comportamiento de los gatos

Aunque los gatos parezcan difíciles de leer, hay muchos signos reveladores que te permitirán saber qué piensa tu compañero y de qué humor está. Seguramente ya podrá distinguir algunos de los estados de ánimo más evidentes de su gato por su lenguaje corporal, expresiones faciales, vocalizaciones y movimientos de la cola. Pero si se fijan en otras señales, como los siguientes signos de la cola del gato y las posturas corporales, podrán saber aún más.

Los gatos tienen una amplia gama de emociones básicas: se sienten felices, tristes, asustados, aliviados e incluso frustrados, igual que nosotros los humanos. La clave de una buena relación con su gato es aprender a reconocer estas emociones y responder cuando sea necesario.

Una vez que comprenda los aspectos básicos del comportamiento de los gatos, debería ser capaz de captar rápidamente cómo se siente su gato. Si busca explicaciones sobre el comportamiento de los gatos, nuestra guía le proporcionará todo lo que necesita para hablar con ellos.

Así es como su gato debería pasar la mayor parte de sus horas de vigilia, y es una parte vital del lenguaje felino: relajado, contento y cómodo en un entorno familiar. Debe parecer que se contenta con ver pasar el mundo.

cómo hablar el lenguaje de los gatos

Puedes aprender a hablar el lenguaje secreto de los gatos y disfrutar de una relación más rica y gratificante con tu amigo felino. Todo lo que tiene que hacer es darles la cantidad adecuada de amor y atención, y seguir estos sencillos consejos…

Los gatos emiten muchos sonidos diferentes en su día a día; de hecho, los investigadores han contabilizado 16 vocalizaciones diferentes que hacen los gatos. Si tenemos en cuenta todos los ruidos distintivos que hacen los gatos (al igual que los humanos tenemos acentos), hay aún más.

Todo el mundo sabe cómo suena un ronroneo: el sonido suave y satisfecho que un gato suele utilizar para decirnos que está contento. Si su gato le permite colocar el dedo bajo su barbilla, podrá sentir las reconfortantes vibraciones de su ronroneo, aunque sea muy silencioso.

Cuando se trata del clásico sonido “miaow”, es probable que su gato esté siendo asertivo y buscando su atención. De hecho, es posible que no sepa que los gatos adultos sólo emiten este sonido cuando se comunican con los humanos, ya que emiten sonidos diferentes cuando interactúan con otros felinos. Probablemente seguirán haciéndolo hasta que consigan lo que quieren.

el lenguaje corporal de los gatos

Vivir con gatos puede parecer un misterio. Hablas con ellos, pero nunca estás seguro de lo que están pensando. ¿Los gatos entienden las palabras? ¿Pueden los gatos entender a los humanos? Si se pregunta qué oye su gatito cuando le habla, no es el único. Veamos qué dice la ciencia sobre este enigma felino.

Si su gato no acude cuando le llama, no significa necesariamente que le esté ignorando. Puede ser que esté reaccionando de forma no verbal y usted no se dé cuenta. Los gatos carecen de las habilidades cognitivas para interpretar el lenguaje humano, pero reconocen cuando les hablas. Dicho de otro modo, los gatos comprenden el lenguaje humano del mismo modo que nosotros entendemos los maullidos. Es similar a la forma en que usted interpreta el lenguaje de su gato “leyendo” cómo arquea la espalda o mueve la cola.

Puede que los gatos no procesen el lenguaje humano de la misma manera que los humanos, pero los estudios demuestran que los gatos reconocen y, en algunos casos, responden a las vocalizaciones, gestos y expresiones humanas, dependiendo de si les apetece, claro.

cómo decir “ven aquí” en el lenguaje de los gatos

Uno de los problemas del estudio de los gatos es que son enigmáticos. Su trabajo no consiste en explicarte sus misterios. Su trabajo es sentarse tranquilamente en el alféizar de una ventana al sol mientras te preguntas si se darán cuenta cuando estés muerto. No son libros abiertos, como esos perros ruidosos, babosos y necesitados.

Entonces se propuso caracterizar esos sonidos mediante un análisis acústico. Estudió la distribución de las frecuencias en los ruidos y midió la intensidad, la duración y la frecuencia fundamental de la melodía, además de otras características. (Esos ruidos tienen un rango enorme, que va de unos 25 a más de 1.100 hercios).

Su hallazgo más sorprendente fue “que los gatos utilizan un repertorio tan amplio de sonidos diferentes, y que el tono y la melodía de una vocalización felina varían enormemente y parecen llevar una parte importante del mensaje”, dice. “Por ejemplo, cuanto más varía la melodía, más excitado o urgente parece ser el mensaje”.

Dicho esto, la autora descubrió que existen numerosas variaciones de maullidos, más allá del que nos resulta más familiar: un grito ascendente y descendente emitido con la boca abierta y luego cerrada y que se escribe como “miau” en el alfabeto fonético.

  Porque los gatos pueden comer espinas de pescado