Cómo enseñar a gatear a tu bebé


Cómo enseñar a gatear a tu bebé del momento

cómo enseñar a gatear a un bebé que odia estar boca abajo

En la segunda mitad del primer año, la mayoría de los bebés empiezan a moverse de verdad. Al principio pueden ponerse a cuatro patas y balancearse hacia delante y hacia atrás, como un cohete en la cuenta atrás, esperando a despegar. Pero, a diferencia de un cohete, los pequeños pueden permanecer en modo “cuenta atrás” durante unas semanas antes de estar preparados para empezar a moverse. El proceso de aprender a gatear es en realidad bastante complejo. Los bebés necesitan coordinar el movimiento de sus brazos y piernas, y desarrollar la fuerza muscular de sus brazos, hombros y piernas para soportar su peso.

El primer salto de un bebé hacia delante puede ser en realidad un pataleo hacia atrás. A medida que los bebés descubren cómo hacer ese movimiento de gateo brazo-pierna-brazo-pierna, a veces van primero hacia atrás y luego aprenden a gatear hacia delante. Así que, durante un tiempo, los bebés pueden llorar de frustración al verse alejados del mismo objeto o persona que están tan decididos a alcanzar.

Como la mayoría de los hitos del desarrollo, el gateo comienza en cualquier momento a lo largo de un intervalo bastante amplio: entre los 5 y los 13 meses de edad, y la mitad de los bebés empiezan a gatear a los 8 meses aproximadamente. (Además, si un niño es un poco más grande o pesado de lo normal para su edad, es posible que gatee más tarde, ya que a los bebés les resulta más difícil ponerse a cuatro patas y mover su peso corporal adicional. Los bebés que nacen prematuramente también pueden gatear más tarde.

señales de que el bebé está listo para gatear

Los bebés se mueven muy rápido. Entre los 7 y los 9 meses de edad, los bebés suelen empezar a gatear, y muchos comienzan a caminar alrededor de su primer cumpleaños. Es importante estar cerca del bebé en todo momento mientras gatea y aprende a caminar. El bebé podría acabar gateando hacia lugares y cosas que podrían hacerle daño.

El bebé puede empezar a hacer Tummy Time todos los días a partir del día en que llega a casa. El Tummy Time fortalece los músculos del cuello, la espalda y los hombros del bebé, lo que le prepara para entrar en la etapa de gateo. Recuerda hacer el Tummy Time durante el día y asegúrate de que el bebé duerme siempre boca arriba.

Los padres pueden ponerse en el suelo con el bebé y demostrarle cómo hacer flexiones. El bebé puede ver cómo te levantas sobre tus brazos y, con el tiempo, puede copiar tus movimientos. También puedes ayudarle proporcionándole apoyo bajo el pecho.

Si el bebé ya está sobre las manos y las rodillas, enséñale a balancearse hacia delante y hacia atrás para que se acostumbre a mantener el equilibrio en esta posición. Pon música de fondo con un ritmo al que pueda mecerse o canta una canción como “Row, Row, Row Your Boat”.

7 etapas del gateo

La mayoría de los bebés aprenden a gatear entre los 6 y los 10 meses de edad. Sin embargo, si tu bebé es mayor de esa edad y aún no ha empezado a gatear, no debes preocuparte. Algunos bebés más pesados aprenden a gatear más tarde porque les cuesta más sostener su cuerpo, mientras que otros bebés se saltan por completo la fase de gateo y pasan directamente a caminar[1].

Pero si quieres enseñar a tu bebé a gatear, tienes que asegurarte de que está preparado y de que muestra signos como ser capaz de sostener la cabeza, darse la vuelta e incluso sentarse. Si quieres saber cómo enseñar a tu bebé a gatear, consulta el paso 1 para empezar.

Resumen del artículoXAunque la mayoría de los bebés aprenden a gatear por sí solos y otros pasan directamente a caminar, si quieres intentar animar a tu bebé a gatear, colócalo boca abajo en el suelo. Pon su juguete favorito fuera de su alcance y anímale a cogerlo con un tono positivo y entusiasta. También puedes sentarte o tumbarte en el suelo y llamar a tu hijo. Sin embargo, si tu bebé empieza a frustrarse o a desanimarse, acércate a él o dale su juguete para que no empiece a llorar, y vuelve a intentarlo más tarde. Sigue leyendo para conocer algunas de las señales que indican que tu bebé está preparado para gatear, como por ejemplo que es capaz de sentarse solo.

  Que darle de comer a un gato bebe abandonado