Comida para gatos con gastritis


Gastritis por bolas de pelo

Las células inflamatorias se infiltran en las paredes del tracto gastrointestinal, engrosándolas y alterando la capacidad del tracto gastrointestinal para digerir y absorber correctamente los alimentos. Los gatos de cualquier edad pueden verse afectados por la EII, pero la enfermedad se da con mayor frecuencia en gatos de mediana edad y mayores.

Aunque se desconoce la causa de la EII, las pruebas actuales sugieren que surge de una compleja interacción anormal entre el sistema inmunitario, la dieta, las poblaciones bacterianas del intestino y otros factores ambientales. Basándose en las similitudes con la EII en personas y perros, se cree que las anomalías genéticas del sistema inmunitario también desempeñan un papel en la EII felina.

La EII puede adoptar diferentes formas dependiendo de la región del tracto gastrointestinal y del tipo de células inflamatorias implicadas. Si el estómago está inflamado, la enfermedad se denomina gastritis. Si se inflama el intestino delgado, se denomina enteritis; y si se inflama el colon (intestino grueso), se llama colitis. La forma más común de EII, denominada enteritis linfocítica plasmática, consiste en que los linfocitos inflamatorios y las células plasmáticas invaden el intestino delgado. Los eosinófilos son otro tipo de glóbulos blancos inflamatorios comúnmente implicados en la EII felina. En ocasiones pueden ser el tipo de célula predominante, como en la gastroenteritis eosinofílica, pero es más frecuente que formen parte de una población mixta de células inflamatorias. Dos formas menos comunes de EII son la EII neutrofílica, que implica a los neutrófilos, y la EII granulomatosa, que implica a los macrófagos. En algunos casos, la EII puede ir acompañada de la inflamación de otros órganos abdominales, como el hígado y el páncreas.

  ¿qué enfermedades pueden transmitir los gatos?

La mejor comida para gatos con gastritis

Si alguna vez te has encontrado con vómitos de gato en tu casa, no eres el único. El malestar estomacal de los gatos es una de las razones más comunes por las que se les lleva al veterinario. Siga leyendo para conocer las causas más comunes del malestar estomacal de los gatos y los consejos para que su gatito se sienta mejor.

El tratamiento depende del diagnóstico específico. El tratamiento de la enfermedad hepática, por ejemplo, es muy diferente del tratamiento de la EII, que es muy diferente del tratamiento de los parásitos intestinales. En algunas situaciones puede ser necesaria la cirugía o la realización de una biopsia quirúrgica. El veterinario también puede recomendar pruebas de laboratorio o estudios de imagen, como ecografías abdominales o radiografías.

Aunque el tratamiento adecuado debe abordar la causa subyacente, también es importante aliviar el dolor y el sufrimiento de tu gatito. El veterinario puede recetar medicamentos contra las náuseas, que pueden administrarse por vía oral o mediante inyección. En función de las necesidades de su gato, pueden recetarse otros medicamentos, como antiácidos, antibióticos, antiparasitarios, procinéticos o analgésicos.

Remedios caseros para la gastritis en gatos

TopCausas de la gastritis en los gatosLa gastritis puede surgir por una razón sencilla, como comer demasiado o hurgar en la comida en mal estado, o por causas más complejas, como un problema de salud subyacente. Las causas son numerosas y algunas de las más comunes son:

  Como evitar que tu gato se vaya de casa

ArribaDiagnóstico de la gastritis en los gatosEn los casos de gastritis aguda en un gato que por lo demás está bien, el veterinario puede optar por tratar el síntoma (vómitos) en lugar de llegar a un diagnóstico definitivo. Sin embargo, si el problema persiste durante más de 24 horas, puede ser necesario realizar un diagnóstico.

Estos incluyen análisis de sangre para comprobar el funcionamiento de los órganos y buscar indicios de enfermedades sistémicas que puedan causar vómitos. Los resultados de estas pruebas pueden orientar al médico en una dirección concreta, como la realización de análisis de sangre para detectar una pancreatitis o una enfermedad hepática o renal.

Si estas pruebas resultan normales, el veterinario puede utilizar imágenes como la ecografía o las radiografías para comprobar si hay cuerpos extraños en el intestino o tumores. Si estos resultados no son concluyentes, la inspección del revestimiento del intestino con un endoscopio es útil y facilita la biopsia endoscópica.

Antibióticos para la gastritis del gato

La gastritis se define como la inflamación de la mucosa gástrica. La palabra deriva del griego “gastro-” que significa “del estómago” y “- es ” que significa “inflamación”. La gastritis puede ser aguda o crónica, y puede estar asociada a enfermedades más graves.

Los signos clínicos más comunes asociados a la gastritis son los vómitos agudos y la disminución del apetito (anorexia). Otros signos clínicos pueden ser la deshidratación, el letargo o la depresión, el aumento de la sed, la presencia de sangre en el vómito o las heces y el dolor abdominal. La gastritis aguda suele ser autolimitada y de corta duración (menos de veinticuatro horas). Normalmente no se descubre la causa porque los signos clínicos suelen desaparecer antes de que se realicen las pruebas de diagnóstico.

  Es mala la comida humeda para gatos

La gastritis aguda es más frecuente en los gatitos o en los gatos curiosos que comen cosas que no deberían comer (lo que se denomina “indiscreción dietética”). Las causas de la gastritis aguda incluyen la ingestión de alimentos estropeados o crudos, elementos no alimentarios como basura, objetos extraños y plantas, la exposición a toxinas, mohos y hongos, la ingesta de alimentos inadecuados como restos de mesa o sobras, o la alimentación con grandes cantidades de comida. En el caso de la gastritis aguda, la mayoría de los gatos se recuperan en uno o tres días con un tratamiento de apoyo, que incluye un breve periodo de retención de alimentos. El pronóstico suele ser bueno, incluso si no se identifica la causa primaria.