Escuela de caballos jerez


espectáculo ecuestre de jerez

Sinónimo de caballos de baile españoles, la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre está considerada como una de las “cuatro grandes” escuelas de arte ecuestre del mundo, junto con la Escuela Española de Equitación de Viena, la Escola Portuguesa de Arte Equestre de Queluz (Portugal) y el Cadre Noir de Saumur (Francia).

Descienda por emocionantes toboganes con nombres intimidantes como Kamikaze y Zero Gravity, y cuando necesite algo más relajante, hay muchas piscinas y un río lento para disfrutar. ¿Tiene hijos? No se preocupe, sus pequeños nadadores se lo pasarán en grande.

La visita a esta bodega familiar no sólo incluye una cata de ocho vinos, sino años de experiencia en el cultivo del vino en el Marco de Jerez. Recorra los viñedos y descubra cómo las uvas de la región obtienen su sabor característico.

El Real Alcázar de Sevilla es un palacio real de Sevilla, construido para el rey cristiano Pedro de Castilla. Ejemplo preeminente de la arquitectura mudéjar en la Península Ibérica, es reconocido como uno de los más bellos. Es el palacio real más antiguo aún en uso en Europa, y fue inscrito en 1987 por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

la equitación francesa

En el norte de Jerez de la Frontera se encuentra la “Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre”. La famosa escuela se fundó en 1973 y 14 años después fue reconocida oficialmente por el Rey de España como Real Escuela Española de Equitación. En ella se encuentran los más nobles caballos españoles, que se entrenan para realizar sensacionales espectáculos de doma. También merece la pena visitar el “Museo del Enganche”, donde los visitantes pueden conocer más de cerca la historia de la escuela de equitación, así como la cría de caballos en Andalucía.

Los andaluces son extremadamente inteligentes y dispuestos a trabajar. No es de extrañar que se realicen espectáculos de doma únicos con caballos PRE. Los espectáculos de la Real Escuela Andaluza de Equitación de Jerez son mundialmente conocidos; en el espectacular show “Cómo Bailan los Caballos Andaluces”, jinetes y caballos muestran sus habilidades.

Los españoles saben cómo celebrar. Lo demuestran con la “Feria del Caballo” que se celebra anualmente en Jerez de la Frontera. Esta fiesta dura siete días y es una de las más importantes de la provincia de Cádiz. Sus orígenes se remontan a la Edad Media, cuando los campesinos comerciaban con animales (principalmente caballos) durante una semana y celebraban después sus transacciones. No es de extrañar que la fiesta popular se llame también “feria del caballo”. Además de varios momentos destacados, como el baile flamenco en traje tradicional o las delicias culinarias, los caballos son el centro de atención y se presentan cuadrúpedos especialmente bellos.

caballos de baile andaluces

La Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre es una institución dedicada a la preservación de las artes ecuestres, en la tradición española, con sede en Jerez de la Frontera, España. Es una de las “Big Four”, las academias de equitación clásica más prestigiosas del mundo[1].

La escuela se dedica a conservar las habilidades ancestrales del caballo andaluz, a mantener las tradiciones clásicas de la equitación barroca española, a preparar a los caballos y a los jinetes para las competiciones internacionales de doma clásica, y a proporcionar educación en todos los aspectos de la equitación, la conducción de carruajes, la herrería, el cuidado y la cría de caballos, la guarnicionería y la fabricación y el cuidado de los arreos para caballos.

escuela de equitación italiana

La Fundación Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, con sede en Jerez de la Frontera, es conocida en todo el mundo gracias a su espectáculo “Cómo bailan los caballos andaluces”, una muestra única de equitación que expone y resume el trabajo que la institución ha realizado desde su creación.

En mayo de 1973 su Majestad el Rey Juan Carlos I -entonces Príncipe Heredero de España- concedió a Don Álvaro Domecq Romero el trofeo “Caballo de Oro” en Jerez de la Frontera. Se trata del trofeo ecuestre más prestigioso que se concede anualmente en España en reconocimiento a la dedicación y la labor realizada en favor del caballo. En honor a este premio, Álvaro Domecq presentó por primera vez su espectáculo “Cómo bailan los caballos andaluces”, evento que representa el origen de nuestra Fundación.

En su etapa inicial la Escuela se desarrolló bajo la dirección personal de su creador. Posteriormente, el Ministerio de Información y Turismo decidió hacerse cargo, adquiriendo para ello el Recreo de Las Cadenas al Duque de Abrantes, y se construyó una pista, obra del arquitecto José Luís Picardo, con capacidad para 1.600 espectadores y con caballerizas para 60 caballos.

  Diosa de los caballos